¿Quién le teme a Dioniso? por Susana Pendzik


El pensamiento y la tradición de la psicología occidental abrigan una profunda creencia en el efecto terapéutico de compartir experiencias personales, contar los sucesos que nos acontecen, incluso los más íntimos, en el marco de la terapia, sea individual o grupal. La psicoterapia verbal alimenta, busca y se nutre de la autobiografía del paciente. Sin embargo, si este mismo compartir se realiza sobre el escenario, no necesariamente será percibido como un acto terapéutico. Surgen preguntas tales como… ¿es posible tratar psicológicamente temas personales de una manera tan pública? ¿No se fomenta así un narcisismo excesivo? ¿No será demasiado extremo el riesgo de sobreexposición...? ¿Y qué pasa con el voyerismo…?

En esta clase magistral nos abocaremos a deconstruir el significado de esta paradoja ¿Qué sucede cuando una historia personal se convierte en obra de teatro? ¿Por qué esta transformación suscita tantas dudas? ¿Cuáles son sus riesgos desde el punto de vista terapéutico? ¿Cuáles sus beneficios? Y más aún, ¿es toda presentación autobiográfica digna de ser considerada como terapéutica? ¿Qué es lo que convierte a una puesta en escena teatral autobiográfica en una experiencia terapéutica?