Cuando uno se deja sorprender.


07 Feb
07Feb

La vivencia más allá de la formación

Venía de Alemania. Sabíamos que se llamaba Franca y que daría unas clases sobre algo así como RasaBoxes.

Dos días. Teatro Independencia de Mendoza. Cerca de 20 personas y algunos materiales para llevar.

Esa era toda la info recibida….

Fue Mágico.

Franca es así, Franca, abierta, generosa…

Rasaboxes habla de emociones y Franca también.

Rasaboxes encuadra espacios y Franca te invita a romperlos, a recorrerlos, a caminarlos y permitirte sentir.

Ella dice que es una muy buena herramienta para trabajar con adolescentes. Nosotros llegamos a la conclusión que es muy bueno para la vida.

Franca nos atravesó, nos tocó el corazón y nos dejó un mundo de conocimientos para seguir aprendiendo, experimentando y trabajando.

Dos días de mucho trabajo, de mucho compartir, de muchas vivencias.

Franca se fue. Regresó a su lugar en el mundo.

Nos dejó un certificado con su firma, fotos, sonrisas y bellas palabras pronunciadas un poco raro (en un bello español desestructurado). Pero ella no creo que sepa que además preparó el terreno, lo abonó, sembró y nos dejó las instrucciones para regarlo. Con su humildad alimentó nuestro amor y nuestra curiosidad por la dramaterapia en todas sus formas. Un día le llevaremos los frutos.


PD: 

Las Rasaboxes son un dispositivo que trabaja con 8 emociones básicas. Proviene de un texto en sánscrito, el Natyasastra, que trata sobre el teatro, la danza y la música. El actor como un atleta de las emociones entrena en las rasaboxes su rango de expresividad emocional y desarrolla actuaciones viscerales.

 En el contexto de un proceso terapéutico posibilita un trabajo de integración sobre cuerpo, mente y emociones, ya que se tratan como un solo sistema. Y el paciente puede acceder, expresar, y gestionar sus sentimientos y emociones