Curso de teatro PLAYBACK


Lo sentimos, el registro ha finalizado.

El cupo ha sido superado. Ya no quedan espacios para la inscripción. Muchas gracias por tu participación. El teatro "Playback" es una técnica de teatro interactivo, basada en la improvisación en torno a historias y experiencias personales. La técnica consiste en que un grupo de actores y actrices, entrenados para tal efecto, reproducen sobre el escenario las vivencias personales que los miembros de la audiencia relatan. El resultado es una puesta en escena, que refleja contenidos personales a la vez que  brinda una experiencia estética. Originado en Estados Unidos por Jonathan Fox y Jo Salas, el teatro "playback" se dispersa por todo el mundo, siendo utilizado con propósitos terapéuticos, sociales, comunitarios y teatrales. Este taller introduce a los participantes a las bases del teatro "playback" desde la teoría y la práctica. El taller explora técnicas básicas empleadas en esta modalidad,  para interactuar con el público y hacer devoluciones apropiadas de vivencias personales. El taller está destinados a  profesionales  que estén interesados en conocer los fundamentos teóricos y la práctica del teatro Playback y su utilización en dramaterapia. Se brindará la historia, sus diferentes enfoques y prácticas; y ejemplos de técnicas para el proceso terapéutico. Los participantes podrán vivenciar algunas de las herramientas que se utilizan en teatro Playback como la improvisación, la escucha activa de la narrativa, la dirección, el uso de formas cortas y formas largas para la interpretación, la utilización de música en escenas. La intención es ofrecer de manera teórica - vivencial los objetivos generales que ofrece el teatro Playback a la dramaterapia para el trabajo y proceso terapéutico.


  • Fecha: 02/04/2018 10:00
  • Ubicación: Teatro Independencia, Mendoza Argentina (Mapa)
  • Más información: Frente a Plaza Independencia. Ingresando por Espejo

Descripción

Dra. Susana Pendzik

Tengo cerca de 30 años de practicar la profesión, y puedo decir que he tenido acceso a innumerables intervenciones exitosas.

Una que recuerdo en este momento fue con una mujer que había vivido una infancia violenta, llena de experiencias de abuso físico, sexual, y abandono, cuya historia realmente pronosticaba largos años de acompañamiento psicoterapéutico.

Luego de quince inolvidables y fuertísimas sesiones, hicimos una reflexión de lo que habíamos logrado: Un cambio de carrera (de mesera a estudiante de maestra jardinera); se había ido a vivir con su novio, (una decisión que había estado posponiendo desde hacía años); había empezado a atender algunas cuestiones de salud que había descuidado por mucho tiempo, etc.

Finalmente llegamos a la conclusión de que la terapia había cumplido una increíble parte de su cometido en muy poco tiempo. Recuerdo que le pedí que nos viéramos nuevamente en un mes, como seguimiento (más que nada por mi propia incredulidad…). Finalmente, nos “dimos de alta” después de un par de veces más. Años después regresó a verme por un tema puntual, durante un corto tiempo; y así pude comprobar nuevamente que su vida había continuado por un buen rumbo: era madre, trabajaba con niños, seguía en pareja, y sus aspectos positivos se habían afianzado.

Un pequeño milagro: como ver crecer una planta bellísima en muy poco tiempo, que pudo florecer gracias a su capacidad de utilizar la creatividad para confrontar el trauma, promover resiliencia, y consolidar su personalidad con una narrativa positiva, permitiéndose explorar a través la realidad y el juego dramático, formas provechosas de encarar su experiencia.